martes, 27 de marzo de 2012

Galletitas Jorge Bucay

GALLETITAS.

A una estación de trenes llega una tarde, una señora muy elegante. En la ventanilla le informan que el tren está retrasado y que tardará aproximadamente una hora en llegar a la estación.
Un poco fastidiada, la señora va al puesto de diarios y compra una revista, luego pasa al kiosco y compra un paquete de galletitas y una lata de gaseosa.

Preparada para la forzosa espera, se sienta en uno de los largos bancos del andén. Mientras hojea la revista, un joven se sienta a su lado y comienza a leer un diario. Imprevistamente la señora ve, por el rabillo del ojo, cómo el muchacho, sin decir una palabra, estira la mano, agarra el paquete de galletitas, lo abre y después de sacar una comienza a comérsela despreocupadamente.

La mujer está indignada. No está dispuesta a ser grosera, pero tampoco a hacer de cuenta que nada ha pasado; así que, con gesto ampuloso, toma el paquete y saca una galletita que exhibe frente al joven y se la come mirándolo fijamente.


Por toda respuesta, el joven sonríe... y toma otra galletita.
La señora gime un poco, toma una nueva galletita y, con ostensibles señales de fastidio, se la come sosteniendo otra vez la mirada en el muchacho.
El diálogo de miradas y sonrisas continúa entre galleta y galleta. La señora cada vez más irritada, el muchacho cada vez más divertido.
Finalmente, la señora se da cuenta de que en el paquete queda sólo la última galletita. " No podrá ser tan caradura", piensa, y se queda como congelada mirando alternativamente al joven y a las galletitas.
Con calma, el muchacho alarga la mano, toma la última galletita y, con mucha suavidad, la corta exactamente por la mitad. Con su sonrisa más amorosa le ofrece media a la señora.


- ¡Gracias! - dice la mujer tomando con rudeza la media galletita.
- De nada - contesta el joven sonriendo angelical mientras come su mitad.
El tren llega.
Furiosa, la señora se levanta con sus cosas y sube al tren. Al arrancar, desde el vagón ve al muchacho todavía sentado en el banco del andén y piensa: " Insolente".
Siente la boca reseca de ira. Abre la cartera para sacar la lata de gaseosa y se sorprende al encontrar, cerrado, su paquete de galletitas...  ¡Intacto!

Autor: Jorge Bucay.

Receta galletas de avena

Ingredientes

100 gr de azúcar moreno
100 gr. azúcar blanquilla
100 gr. aceite de girasol
1 huevo
1 cucharadita de vainilla
150 gr de harina
1/2 cucharadita de bicarbonato
1/2 cucharadita de levadura en polvo
 una pizca de sal
100 gr de copos de Avena
100 gr de pasas de corinto
1/2 cucharadita de canela
Raspadura de medio limón


Preparación
  • Se mezclan los dos tipos de azúcar y el aceite de girasol 20 seg. vel.4.
  • Se mezcla el huevo la Vainilla  10 seg. vel.4.
  • Se añade la harina la levadura y el Bicarbonato 10 seg. vel.4.
  • Se añade los copos de avena, pasas, canela y la ralladura, 10 seg. vel.2,
  • Poner la masa en bolitas separadas entre sí. sobre un papel de horno,
  • El horno precalentado a 180º de 10 a 12 minutos, dejar enfriar
Estan tan ricas como el cuento, bueno....tanto no.

Chocolate Chunk English Toffee

45 comentarios:

  1. chismes y cacharros27/3/12 6:12

    Tienen que estar muy buenas estas galletas, tomo nota. Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si conocidas son las propiedades de la avena, asi que sanas baratas y riquisimas.

      Eliminar
  2. ¡Anoto la receta porque se ven muy apetecibles! Besos y feliz martes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Reu, es un gusto leer comentarios.

      Eliminar
  3. Genial, me ha encantado el cuento, Jorge Bucay es fabuloso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabia que te gustaria, a mi tambien me encanta la parte cultural de tu blog, ademas de las eXcepcionales recetas. Un beso

      Eliminar
  4. Un cuento con moraleja jajaja, antes de juzgar hay que estar seguro lo que se juzga.
    Y las galletas me las llevo con tu permiso, estoy comprando galletas de avena porque me caen muy bien, a ver si tengo suerte, gracias ya te contare, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo como el chico de la estacion las comparto de muy buena gana contigo

      Eliminar
  5. Holaaaa, jajjajajajal, extraordinaria histora! si es que no puede ser, siempre prejuzjando con antelación, menudo cortazo.
    Y menudas galletas, tienen que estar buenísimas, me encannntan!
    Un besoooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marisa, pues cuando quieras compartimos cuentos y galletas, un beso

      Eliminar
  6. Me ha encantado el cuento, las galletas sen ven estupendas que ricas tienen que estar besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Noe, me alegro que te guste el cuento Jorge Bucay es fantastico

      Eliminar
  7. Que ricassss y el cuento estupendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maria. Por suerte puedes disfrutas facilmente de las dos cosas.

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. gracias lolines, te invito a leer cosas de Jorge Bucay, y si quieres las galletaas las compartimos

      Eliminar
  9. Que galletas deliciosas! Tienen una pinta estupenda, me las llevo:)
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alice, y mientras te las comes si quieres te cuento otro cuento, un beso.

      Eliminar
  10. Mmmm, estás galletas tienen que estar riquísimas, y de avena¡¡¡ son las más viciosillas¡¡¡ (no todo va a ser comer pescado...)
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa cuanto tiempo, se te echa de menos. Me alegro por la situacion que pasas, pero aqui no podemos estar tanto tiempo sin unas risas, bueno muchas y un pulpo, o algo, un besiño

      Eliminar
  11. Pues no sé lo que me habrá gustado más, si las galletas o el cuento. Creo que lo vamos a dejar en tablas, los dos me han encantado. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues creo que seria divertido hacer una merienda para contar cuentos como este, o incluso mejores, yo llevo los dulces, jaja...

      Eliminar
  12. humm se ven de lo mas delciiosas!
    saluditos.

    ResponderEliminar
  13. ¡¡Es genial la moraleja de Jorge Bucay, ya la conocía pero me has hecho reir a carcajada imáginandome la exprección en la cara de la sra. jajaja...
    Y, me quedo con la mitad de tus galletas jijiji... pero, yo sin enfado!!
    Besotes,Ángeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias kesito, Jorge Bucay me gusta mucho, y yo me identifico mucho con la señora, creo que haría lo mismo

      Eliminar
  14. Primero el bizcocho y ahora las galletitas, tú me quieres matar de gula... Y yo me dejo... Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste, Su, pero todos estos postres son bajos en calorias, intento rebajar en grasas, y hacer lo mas sano posible.

      Eliminar
  15. Ya conocía esta historia, me la mandó un amigo por e-mail y me hizo reir.
    Las galletas se ven deliciosas, me las anoto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Joooooooooooo pe no se que pasa con bloguer que no hay manera de que me deje publicar en tu blog a ver si con esta va la vencida wapa.
    El cuento precioso a mi tambien me gusta muxo jorge Bucay y tengo varios lbros suyos.
    Las galletas divinas como esa tarta rellena de fresas ummmmmmmmm de vicio seguro.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Nenalinda, creo que me pasaria una tarde muy graciosa merendando contigo, entre café postres cuentos y risas, así que queda pendiente. Jaja...

      Eliminar
  17. Yo soy fan de Jorge Bucay, y conocía ese cuento :) me ha encantado la forma en que lo has enlazado para enseñarnos estas galletas tan deliciosas !! tambien soy fan de la avena :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Toñi, pues yo me hago fan tuya, un beso

      Eliminar
  18. Me ha encantado el cuento y las galletas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Me encanta esta historia, ya la conocia y me ha gustado leerla de nuevo, es genial a igual que tus galletas de avena, ademas tienen una pinta fantastica, besiños

    ResponderEliminar
  20. Una historia muy bonita,
    unas galletas deliciosas,
    así que me quedo como siguidora tuya
    y me llevo un vaso de gimtonic con un trozo de tarta de fresa.
    Besotes

    ResponderEliminar
  21. La historia es de lo mas simpática. En cuanto a las galletitas, me ha encantado tu receta. Me la apunto para prepararlas esta misma tarde, ya te contaré que tal. Saludos!!

    ResponderEliminar
  22. Por algún error no veo la leche necesaria, porfa mandame la cantidad. ¡¡Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente no lleva leche, aunque si quieres se la puedes añadir, un vaso seria la medida. Gracias por conectar conmigo, un beso.

      Eliminar
  23. me he enamorado de la historia de Jorge Bucay, ya la habia leido, es genial verdad? el paqueete era de él jaajjaa. Una duda, quiero hacer tus galletas y queria saber q textura tienen, crujen? o son más tipo pasta? graciassss besos

    ResponderEliminar
  24. Los cuentos de Bucay siempre dan que pensar y las galletas tienen muy buena pinta

    ResponderEliminar
  25. Las historias de Bucay siempre dan que pensar. Las galletas tienen muy buena pinta

    ResponderEliminar
  26. Gracias por tu visita!, me encantaron las galletas y por supuesto el cuento de Bucay como todos, una maravilla!

    ResponderEliminar

Lo que mas me gusta de mi blog, son tus comentarios. Gracias