miércoles, 26 de julio de 2017

#lasagnaunospican

Hola pimientillos! ¿Que tal está yendo el verano?
El mío ajetreado, por eso no me pasó mucho por aquí. Pero hoy os traigo una receta que he subido a Instagram y que ha triunfado bastante.


Me encantaría ver como os queda a vosotros así que subid vuestras historias o publicaciones con esta receta mencionando mi cuenta (@unospican) y con el hashtag #lasagnaunospican. Las tres mejores fotos ilustraran la receta así que ¡Animaos! Tenéis hasta el 10 de agosto para participar.


¡Manos a la obra!

Ingredientes
  • ‌1 berenjena
  • ‌1 cebolla
  • ‌ 3 zanahorias no muy grandes
  • ‌1 puerro
  • ‌1 calabacín mediano
  • ‌1 bote de tomate triturado
  • ‌300 ml de bechamel (puedes hacerla tú mismo o, si no tienes tiempo, comprarla hecha)
  • ‌1 paquete de queso mozzarela
  • ‌queso para gratinar
  • ‌9 planchas para lasagna

Preparación

Primero hay que cocinar las verduras. Se pocha la verdura con el puerro y después se añaden las zanahorias y la berenjena. Finalmente se añade el calabacín. Las verduras se cocinan hasta que estén doradas en una sartén grande, mejor si es para wok, unos 30 minutos en total. Una vez estén doradas se añaden 250 ml de bechamel y la mozzarela al gusto (yo use unos 150 gr). Salpimentar al gusto.
Mientras se forman las  verduras se pone el agua a hervir y una vez hierva se añaden las planchas de lasagna, que deberán tener unos 8 minutos de cocción.
Una vez tengas las laminas hechas las montas en un bol rectangular. El fondo tiene que tener tres planchas y tienen que estar un poco montadas unas en las otras. Es la capa fundamental así que procura que no se rompan.
Sobre está base añadimos el tomate triturado (tal cual viene el el bote, añadiendo una pizquita de orégano si se quiere, ya que así tendrá un sabor más natural que si añadimos tomate frito) y por encima añadimos las verduras mezcladas con la bechamel. Cerramos la capa con planchas de lasagna y repetimos.
La tercera y última capa será añadiendo la bechamel y mozzarela que sobra y sobre esto el queso para gratinar. Y ¡Ya está! Ya tenemos la lasagna.

Ahora al horno 20 minutitos 180 grados para que se derrita el queso y se termine todo de hacer. Estará deliciosa, os lo aseguro.

lunes, 27 de marzo de 2017

Magdalena de harina de garbanzo con corteza crujiente


Hoy os traigo unos sencillas madalenas, que hoy en día vemos por muchos sitios como cupcakes. Son muy fáciles de hacer y por supuesto los ingredientes de casa. Un desayuno lleno de salud y energía para empezar un día lleno de actividad







Para empezar, vocabulario de cocina:

Cupcake: —literalmente en español: «tarta en taza»—, es una pequeña porción de tarta para una persona. Se hornean en un molde igual que el de magdalenas y muffins. En el molde se colocan unos papeles llamados cápsulas.

Crumble:  Significa desmenuzado, Lo que nosotros llamaríamos desmigado

 Ingredientes

125 gr de mantequilla
125 gr de azúcar
2 huevos
125 gr de harina de garbanzo
1 cucharadita de vainilla
50 ml de leche
1 sobre de levadura




Para el crumble (corteza crujiente)

50 gr de harina de garbanzo.
35 gr de mantequilla.
25 gr de azúcar.

Añadir leyenda
Preparación:
  • Empezamos por hacer los Cupcakes. Se baten los ingredientes sólidos por un lado y por otro los líquidos
  • Se vierten los líquidos sobre los sólidos y se remueve suavemente con una varilla , dibujando un ocho
  • Se pone esta pasta en los moldes llenándolos hasta la mitad
Por otro lado
  • Mezclamos los ingredientes de la cobertura crujiente, hasta conseguir una apariencia como de migas, si se necesita se puede echar mas harina de garbanzo,  Lo ponemos por encima encima de las magdalenas
  • Se hornean 30 minutos o hasta que suban y se doren.

  • Dejar reposar un poquito fuera del horno y sacar del molde porque en los moldes de silicona se humedecen, poner a reposar en una rejilla


sábado, 4 de marzo de 2017

Leche Frita de Cuaresma.




Ingredientes

 Crema

  1. 1 litro de leche semidesnatada
  2. 150gr de harina
  3. 150gr de azúcar
  4. 1 cucharada de maizena
  5. 2 yemas de huevo
  6. la parte amarilla de una cáscara de un limón
  7. 1 palo de canela

Para el rebozado y fritura:

  1. Aceite de girasol
  2. Harina
  3. Huevo
  4. Azúcar y canela mezcladas

 
Preparación

  •  Reservamos medio vaso de leche. El resto se pone a hervir con la cáscara de limón y el palito de canela para aromatizar.
  •  Mientras hierve la leche, mezclamos la maicena, la harina, las yemas de huevo, el azúcar y la pizca de sal. Añadimos el medio vaso de leche y mezclamos bien
  • Cuando la leche empiece a hervir, apagamos el fuego. Dejamos reposar. 
  •  Colamos la leche caliente y se la echamos a la mezcla anterior sin parar de remover. Ponemos la olla a fuego lento unos cinco minutos para eliminar el sabor a fécula.
  • Echamos la crema sobre una fuente de manera que quede un grosor de un centímetro de espesor aproximadamente.
  • Dejamos enfriar la leche.Una vez esté la leche fría, cortar en cuadrados .
  • Pasamos cada cuadrado por harina y después por el huevo batido. Freímos la leche en abundante aceite bien caliente.

Cuando están dorados, se pasa a una fuente con papel absorbente.




Espolvareamos con azúcar y canela y ¡LISTO!